Autismo Leve en Niños y Adultos ¿Se Cura?

El autismo leve es una condición normalmente asociada con el síndrome de Aspenger y no se suele mostrar algún síntoma hasta los 3 años de edad, y la diferencia que tiene este tipo de autismo con los casos mas severos de trastorno del espectro autista (TEA), es que los que poseen esta condición desarrollan a menudo la inteligencia y el lenguaje de forma normal, aunque ambas capacidades se pueden ver reducidas o ampliadas. En este artículo hablaremos mas a fondo del autismo leve en niños y adultos

Síntomas del Autismo Leve

Es importante que los padres sepan detectar correctamente los síntomas de un autismo leve, en caso de que el niño presente el trastorno, lo mas recomendable es que tenga un tratamiento adecuado que le ayude a superar muchas de las dificultades a las que podría verse sometido. Algunos síntomas del Autismo leve son los siguientes:

  • Los niños con autismo leve, no suelen iniciar conversaciones o hacer amistades con otros niños, y tienen dificultades para mantener discusiones por mucho tiempo.
  • Suelen involucrarse mucho cuando juegan con los juguetes, tanto, que podrían olvidarse del resto del mundo. Además, pueden quedarse mirando un juguete en particular durante mucho tiempo.
  • En muchas ocasiones, los niños con autismo leve pueden presentar mucho interés y curiosidad por detalles sin importancia para su edad.
  • Algunos niños con autismo leve hablan mucho, repiten ciertas palabras insignificantes una y otra vez, sin saber, a menudo, qué significan realmente. A veces pueden decir cosas que no tienen ningún tipo de relación con lo que se está hablando.
  • Cuando sus rutinas quedan interrumpidas o se presenta alguna situación fuera de lo normal, muchos se agitan o se balancean hacia delante y hacia atrás, sobre todo, cuando no entienden esas emociones.
  • Una de las características más comunes de niños con autismo leve, es que suelen repetir las frases de una película de animación, conversación o las líneas de un libro.
  • Los niños con autismo leve, evitan el contacto visual, o no suelen mantenerlo durante mucho tiempo.
  • Puede parecer que están en su propio mundo, y tienen problemas para comprender las emociones y percibir los sentimientos de otras personas. Tampoco les gusta que les toquen, les den abrazos o les sostengan en brazos. Esto se debe a que son muy sensibles a las personas.
  • A los niños con este trastorno neurológico,les puede resultar muy difícil interpretar el lenguaje corporalAdemás, no suelen tener unas habilidades motoras muy desarrolladas.

Síntomas para identificar Autismo leve en Adultos

La primera consigna de las recomendaciones del National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), en su ensayo titulado “Trastorno del Espectro Autista en adultos: diagnóstico y manejo”, es que la forma en que el autismo se manifiesta en individuos difiere de acuerdo a la etapa de la vida de la persona, explicando que las personas con autismo tanto en la adultez como en la niñez, comúnmente experimentan dificultad con la flexibilidad cognitiva y conductual, sensibilidad sensorial alterada, procesamiento de sensaciones y dificultades para la regulación emocional. Una gran cantidad de adultos con autismo sufre una fuerte exclusión social y económica. Además, su condición a menudo la pasan por alto por la atención de la salud, la educación y los profesionales de atención social, convirtiéndose algunos en obstáculos que le dificultan a estas personas el apoyo y los servicios que necesitan para vivir de forma independiente. Algunos puntos para identificar el autismo en un paciente adulto, podrían ser:

  • Dificultad persistente en la interacción social.• Dificultad persistente en la comunicación social.• Conductas estereotipadas(rígidas y repetitivas), resistencia a los cambios e intereses limitados; y uno o más de los siguientes:

    • Dificultades para obtener y mantener empleo o educación.

    • Dificultades para iniciar o mantener relaciones sociales.

    • Contacto actual o anterior con servicios de salud mental o que tratan problemas de aprendizaje.

    • Antecedentes de trastornos neuroevolutivos (dificultades de aprendizaje, trastorno de déficit de atención e hiperactividad), o trastorno mental.

Test Para Detección del Autismo

En la actualidad, existen algunos tests para detectar el autismo leve que ayudan a los padres poder intuir si su hijo sufre algún tipo de autismo. Estas herramientas no sirven como alguna especie de diagnóstico, pero son útiles para que, en caso de sospecha, podamos quitarnos la preocupación de encima o bien confirmar el padecimiento de la condición:

  • Existe un cuestionario para bebés de entre 6 y 24 meses, que permite identificar los distintos aspectos del desarrollo del bebé y el niño pequeño. Los resultados nos
  • ayudarán a saber si se trata de algo preocupante o no.
  • Cuando los niños tienen de 4 a 11 años se utiliza el cociente del espectro autista, que en realidad es un test para los adultos pensado para autoevaluarse. Se puede hacer online desde este enlace de la página web, y el rango es de 0 a 150, siendo 0 la ausencia absoluta de TEA y 150 el valor máximo. El corte se establece en 76 puntos, es decir, a partir de este número, sería necesaria la valoración de un profesional.
  • Para niños de 7 a 16 años, se puede realizar este cuestionario, y lo pueden realizar tanto padres com de Cribaje para el Espectro Autista (ASSQ)o profesores de escuela. Es muy útil para aquellos estudiantes muy inteligentes que parecen no encajar con ninguno de sus compañeros. Es muy sencillo de hacer, tan solo 27 preguntas. Una puntuación mayor a 19 indicaría la necesidad de un estudio más profundo por parte de un profesional.

Tratamiento Para el Autismo Leve

A continuación se te muestra en forma de lista algunos de los métodos utilizados actualmente de manera efectiva para el tratamiento del autismo leve :

  • Picture Exchange Communication System (PECS) es un sistema de comunicación aumentativo y/o alternativo que, mediante el intercambio de imágenes, respalda el aprendizaje del habla. Fue diseñado por Andy Blondy y Lori Frost en 1.985. Pretende enseñar a la persona con dificultades graves de comunicación a utilizar un sistema útil para comunicarse. En el caso que la persona pueda hablar, será un sistema que aumente el habla.
  • El método TEACCH (Treatment and Education of Autistic Related Communication Handicapped Children), es un enfoque educativo y terapéutico holístico al servicio de las personas con TEA. Se trata de un programa estatal de Carolina del Norte, creado en 1.966 y desarrollado por Eric Sc
  • hopler. Su principal objetivo es preparar a las personas con TEA para que puedan vivir y trabajar más eficazmente en su casa, en la escuela y en la comunidad.
  • El Early Start Denver Model (ESDM) es un enfoque de la intervención integral conductual precoz para los niños con autismo de 12 a 48 meses de edad. El programa incluye un currículum del desarrollo, que define las competencias que deben enseñarse en un momento dado así como un conjunto de procedimientos de enseñanza. Puede llevarse a cabo por parte de equipos de terapia y/o padres en los programas de grupo o en sesiones de terapia individual, ya sea en una clínica o en el hogar del niño.
  • ABA es la ciencia que aplica de forma sistemática los principios del análisis del comportamiento para mejorar la conducta social de las personas con Trastorno del Espectro Autista. Aplicar el ABA significa adaptar los conocimientos basados en los estudios empíricos de la Teoría del Aprendizaje y la modificación de conducta a la población con TEA.

¿El Autismo Leve tiene Cura?

Hasta el momento la idea general entre los profesionales es que no, el autismo es un trastorno permanente. Sin embargo, un estudio de Deborah Fein y su grupo en la Universidad de Connecticut en Storrs en una colaboración internacional y que se acaba de publicar online en el Journal of Child Psychology and Psychiatry el cual recoge los casos de 34 personas que fueron diagnosticadas con autismo antes de cumplir los 5 años y que años más tarde, entre 3 y 16 años después, ya no cumplen con los requisitos de ese diagnóstico, es decir, ya no tienen autismo.

Algunos de los puntos básicos en que se basa esta investigación son:

  • Dentro del TEA existe un grupo pequeño pero significativo (entre un 1 y un 20%) que muestran importantes mejorías tras la terapia.
  • Tras esa mejoría no pueden ser clasificados como afectados de un TEA.
  • La recuperación nunca fue espontánea. En todos los casos se produjo tras años de trabajo intenso de los padres y los terapeutas.
  • No se sabe a qué se debe esta mejoría, quizá haya un sustrato orgánico, una base biológica que permita esos cambios positivos.
  • No se conoce qué terapias concretas son las más eficaces para esa mejoría.
  • La mayoría de los niños muestran mejoras más limitadas.
  • No podemos identificar a priori a los niños que van a mostrar esos grandes avances.
  • Aunque las personas que muestran esa mejoría pueden tener una integración bastante buena como adultos, algunos pueden tener problemas de ansiedad y depresión, incluyendo en ocasiones pensamientos suicidas.

Hasta ahora se pensaba que esos jóvenes que “abandonaban” el diagnóstico de autismo no era por un cambio real sino porque el diagnóstico de partida estaba mal hecho. Este estudio propugna que sí hay un grupo significativo que “sale del autismo”.

¡Comenta que tal te ha parecido este artículo!, ¿Tienes algún familiar con Autismo leve? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario