¿El Autismo es Genético, Hereditario, Adquirido o Psicológico?

Las causas del autismo, actualmente son un misterio, varios especialistas dicen que el trastorno suele aparecer como consecuencia de alteraciones genéticas pero lo cierto es que aún no hay consenso en la comunidad científica o mejor dicho algo que asegure esta echo, de igual forma, todo parece indicar que se trata de un trastorno complejo que está condicionado por diferentes factores, los cuales pueden actuar como predisponentes o desencadenantes. En este artículo vamos a hablar de los factores que se conocen responsables del autismo

Factores Responsables del Autismo

Aunque como se menciono en la introducción de este artículo, no hay una causa o factor indispensable o concreto, los hallazgos recientes por estudios y diferentes científicos, índica que todo apunta a que es un trastorno multifactorial, esto quiere decir que inciden diversos condicionantes de origen genético, medioambiental, psicológico y neurológico.

Genética

Existe un amplio número de expertos que creen en el “Autismo Genético”, ya que se estima que alrededor del 90% de los casos de autismo se deben a una alteración en la estructura genética o mutación en los genes, o de algún gen en específico, hasta el momento se han identificado varios genes que pudieran ser los responsables, pero todavía no se ha podido individuar la mutación específica que afecta a estos y cómo aumentaría el riesgo de padecer autismo.

Afectaciones Neurológicas

Los niños que presentan problemas nerviosos o cerebrales tienen mayores probabilidades de desarrollar autismo, aunque el riesgo no aumenta con cualquier afectación nerviosa o neurológica, se ha relacionado con daños específicos en determinadas áreas cerebrales como la amígdala, la corteza cerebral y el sistema límbico. Una disfunción en estas zonas explicaría por qué los niños con autismo son extremadamente sensibles ante los cambios o también el porque de los problemas que tienen para expresar las emociones y relacionarse con los demás.

Medio Ambiente

Investigaciones realizadas en niños con autismo han desvelado que los factores medioambientales desempeñan un papel importante para la aparición de el trastorno, de tal forma, que varios expertos están convencidos de que cuando no hay alguna mutación genética, los factores medioambientales son una causa casi segura del autismo. Ya que en la mayoría de los casos estos factores inciden durante las primeras semanas de gestación, momento en el cual el feto es expuesto a sustancias nocivas como el alcohol, el humo del cigarro, los herbicidas, el mercurio, los flavonoides en las comidas o a algunos medicamentos como el paracetamol.

Psicología

 

Los aspectos psicológicos no son un detonante directo del autismo infantil pero son factores que pueden desencadenar o agudizar el trastorno. Investigaciones han dejado demostrar que los niños los cuales sus madres sufren mucho estrés durante el embarazo tienen mayores probabilidades de padecer autismo. Asimismo, de esta manera, los niños pequeños que no son capaces de comprender el estado mental de las personas o de reconocer sus intenciones y sentimientos, tienen más dificultades para establecer relaciones y se exponen a un riesgo mayor de desarrollar una forma leve de autismo.

El Autismo Hereditario

Los investigadores re analizaron un estudio longitudinal sueco con más de 2.6 millones de pares de hermanos, 37.570 parejas de gemelos y poco menos de un millón de parejas de hermanos. De todos ellos, 14.516 niños fueron diagnosticados con el trastorno del espectro autista. Su conclusión del 83% de casos heredados está más cerca del 90% determinado por los estudios sobre gemelos que el 38% de los resultados de una investigación llevada a cabo en California, y se estimó con mayor precisión.

En pocas palabras, sí, el trastorno del espectro autista también puede ser heredado, pero, tampoco es 100% que este calculo sea fiable. Y depende mucho de cada rama familiar de la persona

Deja un comentario