Escala de Observación para el Diagnóstico del Autismo (ADOS)

La escala de observación para el diagnóstico del autismo (ADOS), puede definirse como un tipo de evaluación que posee una estandarización y estructura referente a la comunicación, la interacción social, los juegos y la utilización de materiales en una forma imaginativa.

Esta evaluación se realiza en aquellas personas en las cuales se tiene sospecha o son diagnosticadas con autismo. Aunque, también es válida para otros tipos de trastornos del desarrollo en adultos y niños.

ADOS está diseñada especialmente para adultos y niños con un nivel de lenguaje equivalente a 3 años de edad (como mínimo).

Además, es una herramienta ideal para niños con habilidades lingüísticas muy limitadas o inexistentes.

¿En qué consiste la Escala de Observación para el Diagnóstico del Autismo (ADOS)?

Como ya hemos indicado, la Escala de Observación para el Diagnóstico de Autismo o ADOS, es una evaluación estandarizada estructural que observa la interacción social, la comunicación y otros aspectos, en pacientes con sospechas de TEA.

La escala tiene 5 módulos destinados a pacientes con diferentes edades y niveles de lenguaje. Normalmente, ADOS se utiliza desde los 12 meses de edad, hasta la etapa adulta.

La prueba incluye un conjunto de actividades de tipo estándar, que le permiten al evaluador observar la presencia o ausencia de ciertos comportamientos comunicativos y sociales, los cuales son muy importantes para el diagnóstico del TEA.

Y es que a medida que se realiza la evaluación, el profesional puede registrar todo lo observado en el protocolo y posteriormente hacer una conversión de los puntajes a través de sistema de algoritmos.

Este tipo de prueba es algo compleja, por ello se requiere de un profesional con experiencia y mucho entrenamiento en este ámbito, además de contar con la debida certificación clínica.

Escala de observación para el diagnóstico del Autismo (ADOS): Módulos propuestos

Esta escala está compuesta por 5 módulos con sus propias características, los cuales tienen una duración de 30 a 45 minutos al momento de su aplicación.

 Módulo T

El Módulo T incluido en ADOS, está dirigido especialmente a niños de 12 a 30 meses de edad, los cuales presenten desde la ausencia total de habla, hasta el uso de expresiones simples.

Aquí son evaluados algunos aspectos de afectación social, el comportamiento restringido y repetitivo, así como un registro de conductas y ciertas habilidades.

 Módulo 1

El módulo 1 está relacionado con el lenguaje pre-verbal y las palabras sueltas, e incluye las siguientes actividades de interacción:

  • Juegos libres
  • Juegos con burbujas
  • Respuestas a los nombres y a la atención conjunta
  • Sonrisa social
  • Rutinas con objetos
  • Adelantos de la rutina social
  • Imitación de tipo simbólica y funcional
  • Fiestas
  • Otras

 Módulo 2

El módulo 2 está destinado a actividades para el habla con frases e incluye las siguientes:

  • Juegos simbólicos
  • Juegos interactivos en conjunto
  • Juegos libres
  • Juegos con burbujas
  • Conversaciones
  • Tareas de construcción y demostración
  • Respuestas a los nombres y a la atención conjunta
  • Descripción de imágenes
  • Contar algún cuento (de libros especialmente)
  • Fiestas
  • Rutinas con objetos
  • Otras

 Módulo 3

El módulo 3 relacionado con la fluidez verbal (en niños), incluye las siguientes actividades:

  • Tareas de construcción y demostración
  • Juego simbólicos e interactivos en conjunto
  • Descripción de imágenes
  • Contar diversos cuentos de libros
  • Conversaciones e informes
  • Análisis de emociones y dificultades de interacción social
  • Inventar una historia

  Módulo 4

En este caso, el módulo 4 también se dirige a la fluidez verbal, pero en adolescentes y adultos. Se incluyen actividades como:

  • Tareas de construcción
  • Contar un cuento con una literatura
  • Descripción de imágenes
  • Conversaciones
  • Informes varios
  • Inventar una historia
  • Aspectos de trabajo o escuela actual
  • Análisis de dificultades sociales
  • Molestias y emociones
  • Tareas de demostración
  • Aspectos de la vida diaria
  • Amistades y matrimonio
  • Soledad y depresión
  • Planes y deseos

ADOS: ¿la herramienta ideal para diagnosticar el Autismo?

Muchos profesionales expertos en autismo, así como padres o familiares de los pacientes, se preguntan constantemente si ADOS es suficiente para el apropiado diagnóstico de este trastorno.

Cuando no se conoce prácticamente nada del paciente, todas sus experiencias previas, la historia de desarrollo, sus tipos de conductas, entre otros datos importantes, nos solemos preguntar, ¿ADOS es suficiente para diagnosticar el Autismo?

Para ello, primero debemos conocer algunos aspectos básicos para el diagnóstico del TEA. Y es que el diagnóstico de autismo es un verdadero reto.

Aunque existen casos en donde la manifestación de los síntomas, se adapta perfectamente con lo indicado en los manuales de diagnóstico internacionales (CIE-11 y DSM-5 por ejemplo), en muchos otros casos esto no es así.

Motivado a la diversidad casos existentes, se debe realizar un diagnóstico diferencial en cada paciente. En relación a ello, los cuadros más comunes son los siguientes:

  • Trastornos del lenguaje
  • Trastornos de la comunicación social
  • Trastornos de aprendizaje no verbal
  • Discapacidad intelectual
  • Síndromes epilépticos
  • Entre otros

Lo más recomendable, es realizar una evaluación médica al paciente, con el objetivo de descartar cualquier tipo de problemas en su caso.

Una vez realizada la evaluación, una forma más viable de realizar el diagnóstico del Autismo, es a través de pruebas específicas que fueron diseñadas para este tipo de trastorno.

Hoy en día, las más utilizadas son:

  • A nivel internacional: ADOS, ADOS-2 y ADI-R.
  • Para la evaluación de desarrollo: Bayley 3 y Battele.
  • Para el nivel de conducta adaptativa: Vineland 2 y 3.
  • Para los aspectos cognitivos: Leitter, Bayley 3, WPPSI-IV, WISC IV y V.

Ventajas de utilizar la Escala de Observación para el Diagnóstico del Autismo (ADOS)

Según lo que hemos indicado y la información de profesionales en el área, ADOS es una herramienta muy importante para el diagnóstico y seguimiento de personas con TEA.

Esta evaluación debe emplearse para la función que fue creada, que es el apoyo al proceso de diagnóstico de TEA y para realizar la reevaluación de los planes de tratamientos.

Al aplicarla de manera eficaz, los resultados de esta evaluación ayudarán al profesional, a realizar mejores planes de tratamiento para el paciente con TEA (en el caso de que sea confirmado el trastorno).

Por ello, es una herramienta válida para el correcto diagnóstico del Autismo y muy utilizada en la actualidad.

Deja un comentario